¿QUÉ ES TAS?

¿Cómo poner fin a la tracción a sangre en las ciudades argentinas? La problemática de la tracción a sangre requiere un abordaje integral, que contemple a todos los individuos involucrados, sus intereses y necesidades. Desde AcerTaS tenemos la experiencia y la certeza de que nuestro plan de acción propuesto es eficaz y eficiente para poner punto final a este flagelo.

Los municipios deben dar atención a lxs vecinxs en situación de vulnerabilidad, en este caso lxs recuperadorxs urbanxs,  que desde la década del `70 y fruto de las políticas neoliberales, han sido excluidxs y postergadxs del sistema formal de trabajo, de la educación y de un sinnúmero de oportunidades y derechos que hacen a una vida digna. Vale destacar que son las administraciones gubernamentales quienes tienen acceso a un sinnúmero de herramientas técnicas, financieras y logísticas que permiten diseñar políticas de envergadura para la atención de problemáticas sociales.

Las organizaciones de la sociedad civil (OSC), desde su experiencia técnica y logística, son agentes valiosos para el acompañamiento de la política de sustitución, colaborando en cada una de sus etapas, fomentando y auditando las buenas prácticas políticas.

Por último y el más importante, es el rol de los/las recuperadores/as urbanos/as (carreros), principales protagonistas y beneficiarios de AcerTaS.  Ellos/ellas deben comenzar a recuperar sus derechos que el Estado les ha negado por décadas. Desde su experiencia de vida, con sus saberes culturales y laborales, representan el punto de partida y el punto de llegada de la política pública. Los/las trabajadores/as son quienes manifiestan sus necesidades de cambio. La escucha activa por parte de la administración y las OSC será la clave del éxito de las acciones implementadas.

A continuación y a modo de síntesis, compartimos con Uds. un plan de acción que hace a la política de sustitución de la tracción a sangre por tracción motora en cualquier ciudad argentina que elija AcerTaS como modelo a seguir.

  1.  

    Identificación y caracterización de la problemática: Cada comunidad tiene sus particularidades. Resulta complejo generar soluciones universales. Es por ello que lo primero que debe hacer el equipo interdiscipinario local es identificar los sitios en donde se encuentra presente la tracción a sangre y caracterizar de qué forma se manifiesta, sistematizando las necesidades de los/las vecinos/as en riesgo.

  2.  

    Elaboración del marco legal: Con el objeto de garantizar un trabajo ordenado y sostenido en el tiempo, AcerTaS pone a disposición de los ediles un anteproyecto de ordenanza que sienta las bases de la política de sustitución. Se explicitan todos los agentes intervinientes en cada una de ellas, como así también se delimitan témporo-espacialmente las etapas del programa.

    Las ordenanzas permiten establecer políticas de Estado, es allí en donde radica su importancia. En otras oportunidades, por cuestiones de tiempos burocrátivos y políticos, algunas administraciones plasman los ejes de acción mediante un Decreto del Poder Ejecutivo. Desde AcerTaS acompañamos esos procesos, alentando que a la brevedad dicha política pueda ser respaldada por una pieza administrativa de mayor jerarquía.

    Ahora, ¿por qué planteamos sustituir la tracción a sangre en vez de prohibirla?. La prohibición de la tracción a sangre representa una estrategia rápida de “eliminar” un problema social de forma visual, pero no forma estructural. De hecho, dicha prohibición no concibe a la TaS como un problema social sino que lo acota a un mero hecho de maltrato animal, seguridad vial u otro. Esta medida saca a los animales de las calles de la ciudad y elimina la fuente laboral de las personas recuperadoras de residuos, lo que se traduce en animales que por su “desuso” y falta de rentabilidad son enviados a mataderos o en mejores casos son sometidos a otras prácticas de explotación; a lxs trabajadorxs no se les ofrece alternativas laborales ni siquiera se los prepara para que puedan tener herramientas para satisfacer sus necesidades básicas. Al hambre y a la pobreza es a lo que se lxs somete.

    La sustitución de la tracción a sangre es una estrategia integral que entiende a la misma como un problema social multifacético. Plantea identificar las necesidades de los/las trabajadores/as y trabajar junto a ellos/ellas, capacitándolos/las, y optimizando sus estrategias laborales. Esto se complementa con la sustitución tecnológica (tracción a sangre por tracción motora), el tejido de redes comerciales y el fomento de la cooperativización. Los animales son protegidos de cualquier práctica de explotación, siendo dados en adopción de forma responsable o bien siendo acogidos en santuarios. Las personas son reconocidas legalmente como agentes de reciclaje, lo que posibilita un potencial laboral de mayor embergadura.

  3.  

    Aplicación de la Política Pública: En una primera instancia todxs lxs trabajadorxs que utilizan la tracción a sangre como medio para llevar a cabo su tarea, son registrados/as. Aquí comienza una etapa de transición en donde sólo las personas registradas son las únicas habilitadas para hacer uso de la tracción a sangre mientras dure el proceso de sustitución de la misma.

    Superado el registro, los/las protagonitas acceden a un plan de capacitación y a continuación efectivizan la sustitución tecnológica.

    La sustitución es progresiva. Se selecciona un grupo reducido de trabajadorxs que acceden a una “prueba piloto”, en donde se evalúa la eficacia y eficiencia de las herramientas que ofrece el programa. Esta etapa es fundamental ya que es la que posibilita ajustar detalles técnicos para garantizar el cumplimiento de los objetivos propuestos. Una vez finalizada la prueba piloto, el programa se extiende a todxs los/las interesados/das.

    Aquí es importante resaltar la función de los equipos interdisciplinarios que se encuentran en constante contacto con los/las trabajadores/as, intercambiando saberes y posibilitando nuevos medios laborales para aquellas personas que no deseen constituirse como Agentes de Reciclaje.

    La administración paralelamente implementa acciones que apuntan a la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) tales como diseños logísticos de separación diferenciada en origen, circuitos de recolección, puntos de transferencia y disposición final de los residuos. Es aquí en donde la tarea del los/las recuperadores/as urbanos/as se ve fortalecida por una estrategia de aprovechamiento de materiales reciclables que entregan directamente los/las vecinos/as a los/las agentes de reciclaje. A esto se le suma las campañas de concientización ciudadana, los talleres de acciones comunitarias, entre otras posibilidades.

    Dichos agentes, al tener un vehículo motorizado y conocimientos específicos para la tarea que realizan, ven incrementadas sus ganancias. Con la tracción a sangre podían hacer hasta tres viajes por día. Ahora hacen diez de forma segura, con los medios adecuados y con un destino comercial garantizado.

    Para finalizar, ¿qué ofrece AcerTaS para lograr lo propuesto?. Más de una docena de equipos en toda la Argentina se encuentran trabajando para asesorar y acompañar a las administraciones y a lxs trabajadorxs en la implementación del programa, ofreciendo:

  • Análisis interdisciplinario de la problemática

  • Construcción de legislación y reglamentos

  • Capacitación del equipo gubernamental

  • Desarrollo técnico y logístico

  • Búsqueda de financiamiento y soporte

  • Plataforma digital de adopciones

  • Divulgación y promoción

  • Enlace con experiencias existentes

  • Tejido de redes comerciales

  • Vínculos con organizaciones sociales

ÚLTIMAS NOVEDADES