NOVEDADES

Marcha en Paysandú: ni caballos esclavos, ni humanos excluidos.

El objetivo de la manifestación, convocada por clasificadores locales y que contó con la participación de grupos animalistas de Paysandú, Young (Río Negro) y Montevideo, fue solicitar a las futuras autoridades departamentales la aprobación del Programa “Basta de TaS” que les permita incorporar motocarros para realizar su trabajo.

La marcha, que recorrió la semipeatonal y calle principal de la ciudad de Paysandú, fue protagonizada por clasificadores de diferentes edades que diariamente trabajan con carros tirados por caballos y consideran que es necesario poner punto final a la tracción a sangre (TaS). Niños y jóvenes de familias que viven de la clasificación de residuos marcharon a pie junto a sus caballos sin los carros, como forma simbólica de llamar la atención sobre la necesidad de oportunidades para que las nuevas generaciones puedan ejercer el derecho a una vida sin discriminación, de integración y formalidad.

Al finalizar la marcha, en un acto realizado en Plaza, los clasificadores sanduceros Néstor Rodríguez y Jorge López agradecieron la adhesión de clasificadores, animalistas y medios de comunicación. “No pedimos limosna, pedimos que nos ayuden para salir adelante y demostrar que somos seres humanos y merecemos vivir dignamente como cualquier uruguayo”.

“Estamos ante un hecho histórico”, afirmaron Karina Kokar y Jonathan Vilar, Integrantes de “Basta de TaS” Uruguay a señalar que es la primera vez que en una ciudad de Latinoamérica marchan juntos integrantes del movimiento animalista y clasificadores con sus caballos sin carros.
Asimismo, solicitaron que la Intendencia realice una prueba piloto sustituyendo 10 caballos por 10 motocarros.

El clasificador montevideano Walter Rodríguez –quien cuenta actualmente con un motocarro entregado por Basta de TaS— remarcó la necesidad de la mejora de las condiciones de trabajo del sector en todo el Uruguay y apeló “a la buena voluntad de las autoridades” en este sentido.

Imágenes Relacionadas