NOVEDADES

Concepción del Uruguay recibió al equipo AcerTaS!

Ayer por la tarde Leandro Fruitos, Coordinador de la Asamblea Común para la Estrategia del Reemplazo de la Tracción a Sangre (AcerTaS), visitó la ciudad de Concepción del Uruguay (Entre Rios) y en una charla informativa, desarrollada en el Concejo Deliberante, presentó un proyecto de sustitución para la problemática de la tracción a sangre.

Respecto de la trayectoria de la organización nacional y sus resultados en otras localidades Fruitos destacó: “hay experiencias territoriales muy exitosas, lo que venimos a proponer no es nada nuevo, ya es algo que se ha probado, está comprobado de que sirve; a los trabajadores les sirve, a los animales les sirve y lo que se plantea es la sustitución de la tracción a sangre por la tracción motora y esta sustitución se da en el marco de la dignificación laboral, mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores y también, obviamente, mejorar la calidad de vida de los animales”.

Una política pública
Con la firma de este convenio el municipio avanzaría en un abordaje integral de esta problemática, logrando la sustitución de los medios de tracción a sangre, la jerarquización y mejoramiento de las condiciones de laborales de los recolectores informales de residuos, la protección de los animales y el mejoramiento del tránsito urbano.

En la presentación, el coordinador de la organización hizo hincapié en el convenio y aseguró que se destacan ítems claves como la creación de un registro para establecer el número de personas que están en el sector informal de la recolección de residuos y que utilizan este tipo de transporte, entre algunos de los puntos fundamentales. En este sentido el municipio se encargaría de trabajar de manera conjunta con representantes de las distintas áreas de gobierno para establecer estrategias y articular acciones para la sustitución de la tracción a sangre.

“En principio se hace un registro de trabajadores, luego se los capacita y luego se hace la sustitución tecnológica; es decir que, todos aquellos trabajadores que se hayan capacitado, que hayan aprobado sus cursos de conducción, alfabetización y gestión de residuos, pueden acceder a una nueva tecnología, la misma se trata de una motocarga que le permite hacer más viajes, en menos tiempos y además con un vehículo motorizado, es decir que no está tirado por caballos, sino por una moto, entonces eso también ya cambia totalmente la imagen, el concepto del trabajador porque pasa a ser un recuperador urbano que presta un servicio de recolección diferencial del residuo y el se lleva todo el material reciclable y puede darle un destino final y seguro a esa basura, sin hacer uso de los animales”, comentó Fruitos y agregó: “estamos hablando de jerarquizar el trabajo que hacen los recicladores urbanos. Pretendemos políticas inclusivas donde la persona trabaje en condiciones dignas y no se produzca el maltrato de los animales”.

Por los animales
Los animales son seres vivos con capacidad de sufrir, sentir dolor, diferenciar un golpe de una caricia, y con capacidades cognitivas diferentes a las de los humanos pero no por ello menos valiosas.

En algunas ciudades como la nuestra aún se permite la tracción a sangre en el medio urbano, lo que implica un gran sufrimiento a miles de caballos que no reciben atención veterinaria ni alimentos adecuados; en su lugar, los golpes y malos tratos forman parte de la vida diaria de estos animales.
Utilizados para tirar de carros que muchas veces van sobrecargados, son obligados a atravesar la ciudad en infinitos viajes para el transporte de cartones, chatarra y otros residuos; sin atención veterinaria, estos animales deben transportar sus pesadas cargas incluso estando enfermos o, en el caso de las hembras, en estado de preñez.

Por las personas
Las personas tienen derecho al trabajo y a una remuneración que les permita vivir con dignidad. En su búsqueda de una ocupación, muchas personas han tomado la decisión de dedicarse a recorrer las calles de nuestras ciudades montadas en un carro tirado por un animal, en la búsqueda de cartones, chatarra y otro tipo de material desechado que pueda reciclarse. Este trabajo que corresponde a los municipios, se hace de forma auto-gestionada por los que popularmente conocemos como “cartoneros”. Sin ellos, la recolección selectiva de basura se vería perjudicada.

Por ello, resulta imperativo el reemplazo de los animales por otro tipo de medio de transporte que permitan optimizar su labor; de esta forma, se le quitaría el elemento de rechazo social al maltrato animal que ha estigmatizado a estas personas, quienes podrán hacer más viajes desde las zonas urbanas hasta las empresas dedicadas al reciclaje resultando en mayores ingresos para ellos.

Además deberían ser reconocidos por los gobiernos municipales como Agentes de Reciclaje, dignificando así la existencia y el trabajo de estas personas.

La integración social debe ser una prioridad para evitar casos de marginación y de discriminación; se trata de un tema de derechos humanos, algo que nos preocupa tanto como los derechos de los animales.

Fuente: http://lacalle.com.ar/buscan-erradicar-la-traccion-a-sangre-en-la-ciudad/

Imágenes Relacionadas