NOVEDADES

"Antes comía un pan, ahora dos", las palabras de un ex-carrero riojano.

Luciano, ex-carrero de la ciudad de La Rioja, nos recibió en su hogar para contarnos cómo es su vida a partir de la sustitución de su carro y equino por un vehículo motorizado. Desde diciembre pasado ya nada es igual. 

El equipo AcerTaS!, representado en la provincia de La Rioja por Fundación Igualdad Animal y Veganos La Rioja, visitaron junto al concejal Sebastián Cutrona a Luciano y a su familia para indagar acerca de su realidad cotidiana a partir de la sustitución de su vehículo de tracción animal por un vehículo de tracción motora. Dicho momento épico de su vida sucedió en el mes de diciembre del año 2016 (Ver artículo).

"Antes comía un pan, ahora dos", una de las frases de Luciano que sintetiza lo significativo que ha sido acceder a un vehículo motorizado para su economía familiar. Él continúa trabajando en la recolección de materiales reciclables, como así también leña para uso particular y para la venta. La gran diferencia radica en las posibilidades que ofrece la motocarga en comparativa a un carro de tracción animal, ahora puede realizar muchos más viajes en menos tiempo. Los vecinos tienen una consideración propositiva respecto a su situación de vulnerabilidad, se predisponen a colaborarles. 

Ámbar, el equino sustituído hoy descansa en un predio a cargo de la Fundación. En unas semanas más será derivada al Santuario Equino EQUIDAD del equipo AcerTaS! Argentina.

La realidad de los carreros en la Argentina es muy diversa, pero si hay algo que tienen en común en todo el territorio es la criminalización de la pobreza. En la mayoría de los casos la existencia de un carro y equino mal predispone a los vecinos a colaborar con material reciclable u otro tipo de tareas que contribuyan a la subsistencia económica de los trabajadores y de sus familias.

Nada es igual a partir del acceso a nuevas tecnologías acordes a la tarea que realizan los carreros. Los vecinos los saludan, algo tan básico ya es dignificante, representa una muestra de que es visible para los demás.

La experiencia de Luciano es un caso aislado en La Rioja, es el primer carrero de la provincia en acceder a este tipo de sustituciones tecnológicas. La misma fue propiciada por Fundación Igualdad Animal y Veganos La Rioja con el acompañamiento de la Red Internacional AcerTaS. Lamentablemente aún Luciano y otros colegas no se ven contemplados por una política pública municipal específica que atienda la situación de vulnerabilidad social y animal que está asociada a la problemática de la tracción a sangre. Es por ello que el concejal Cutrona semanas atrás ingresó en el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de La Rioja un proyecto que propicia alternativas socioeconómicas.

Imágenes Relacionadas