ADOPCIONES

Roble

  • Edad: 0 años
  • Cruz del Eje
  • Córdoba
  • Argentina

Vive en Santuario Equidad desde 2014, cuando el carrero que lo usaba recibió un motocarro del programa de sustitución Basta de TaS en la ciudad de Río Cuarto. Él era usado para el trabajo de “arenero”, uno de los más crueles y duros al que se ven sometidos los caballos de algunas ciudades argentinas.

Los caballos “areneros” son usados para extraer arena del fondo de los ríos, arena que luego se vende a empresas de construcción; el trabajo comienza temprano por la mañana cuando son obligados a cargar un pesado balde de hierro (el “balde” de las palas mecánicas) caminando contra las corrientes de los ríos barriendo la arena de los lechos, para luego depositarlas en la orilla. Y volver a empezar, una y otra vez. Además del daño medio ambiental, se produce un gran sufrimiento a los animales que son usados en esta actividad. Hemos podido grabar parte de estas actividades en la ciudad de Villa María (Córdoba) para que puedan comprender en qué consiste el trabajo del arenero.

Roble (enorme y fuerte como el árbol del que recibe su nombre) arrastra por esta actividad una artritis crónica en una de sus manos, lo que le imposibilita caminar con normalidad y le causa dolores que se agravan los días de lluvia y humedad; lo asistimos con distintos tratamientos que le ayuden a disminuir un poco el dolor, pero lo cierto es que los sufrirá toda su vida (esto no imposibilita que viva feliz y que disfrute de sus paseos por el santuario).

Su carácter es dulce y dócil, y pareciera no ser consciente de su gran tamaño ya que se comporta con sumisión ante los demás caballos, uniéndose siempre al grupo de los más pacíficos y tranquilos. Él es así: emana paz y tranquilidad. Solemos llamarlo “nuestro Bambi gigante” porque sus ojos y la expresión de su cara tienen la inocencia del personaje de Disney!



Volver